domingo, 5 de mayo de 2013

Cuando la Disciplina es Domestica...

Hace bastante tiempo que tenia ganas de escribir acerca de los detalles de la vida cotidiana de una relacion de Disciplina Domestica.
Si bien en nuestro caso no convivimos todo el tiempo, en general pasamos juntos una semana cada mes, y entonces en esos dias vivimos la disciplina como si lo hicieramos.

Las cosas son un poco diferentes con un Spanker en casa.
Personalmente mi lado Spankee se potencia sensiblemente y la provocacion es casi moneda corriente. Siempre estoy al filo de terminar en sus rodillas todo el tiempo.
La complicidad que tenemos se acentua en los momentos que hay alguien mas alrededor, y puedo leer en su mirada si se da cuenta que estoy pasando los limites aprovechando la ventaja que me da el hecho de que estemos en publico.
De todos modos he recibido algun chirlo al pasar (y no tan al pasar) delante de alguien y la vergüenza que se siente es interminable!

Otro detalle de la convivencia con disciplina es la cantidad de elementos validos para castigar que tenemos en casa.
Cocinar sin recibir un chirlo es casi imposible! Las cucharas de madera por ejemplo, las espatulas de la cocina y hasta la tablita de cortar pan, son buenos elementos para penalizar una respuesta fuera de tono o un comentario indebido.
Y en mi oficina podria decir que he prescindido de tener reglas por obvias razones.

A pesar de todo esto, tenemos nuestros propios implementos que ya he mostrado en algun post anterior, los cuales, para que no queden dudas que en esta casa se imparte disciplina autentica, mi Spanker ha decidido ubicarlos visiblemente en el dormitorio. Una especie de recordatorio de como deben ser las cosas.

"Los dejare aqui para que recuerdes como debes comportarte"

Están en un perchero en la pared al pie de la cama, siempre a su alcance por si la situación se pone difícil :P

El strap y la paleta de madera siempre estan ahi. Y al lado, en el rincón, los 3 canes de rattan, como para no dejar lugar a dudas. 



















Otro detalle que caracteriza nuestra practica de Disciplina Domestica, es la presencia de nuestras mascotas en casa. 
Con el tiempo ellos se han acostumbrado al sonido de una buena paliza. Siempre estan rondando cerca, e incluso si estan durmiendo pareciera que ni se enteraran de lo que sucede. 
En mas de una oportunidad interrumpen nuestro clima de castigo y terminamos riendo de la naturalidad con que lo toman. 

video

En definitiva, puedo concluir que es toda una experiencia ser disciplinada en casa.... 


martes, 2 de abril de 2013

Cane, Cane , Cane!!!

Hace mucho que no posteaba nada en el blog, ya que estoy en una etapa personal un poco variable, pero nuestra actividad disciplinaria sigue creciendo dia a dia!
Tengo muchas cosas para escribir pero muy poco tiempo para hacerlo, pero este finde extra largo me he hecho un lugar para actualizar mi blog.
Quiza porque hemos pasado muchos dias juntos lo cual no es usual para nosotros, y aunque he pasado largo rato en las rodillas de mi Spanker, me siento motivada a compartir algunas cosas.

Mi Spanker ha estado incursionando nuevamente en nuestros ultimos canes. Y aunque mi cola lo sufre bastante, podria decir que es una sensacion perfecta de castigo, dolor y marcas para recordar como una debe comportarse. 

Me gusta verlas en mi cola, asi perfectas. Y el admira su trabajo aun con el correr de las horas. 
Muchas veces no hay motivo definido, solamente un poco de disciplina para mantenerme "a raya" jaja

Compartire algunas imagenes de mi ultimo encuentro con estos ejemplares. 


Tumbada en la mesa, de rodillas en la silla. Posición cómoda para mi ya que no tengo que mantenerme sino que mi cuerpo descansa sobre la mesa. Bastante difícil moverse del lugar pero de todos modos no hay muchas opciones donde ir. 
Como dice mi Spanker... "Asume la posicion, acepta el castigo y te ira mejor...."












En la cama. De rodillas. Dificiiiil! Es muy complicado obedecer y mantener la postura. No debo ir hacia adelante, no debo bajar la cola, no debo cerrar las piernas, no debo levantar la cara y el pecho de la cama... no debo tantas cosas!!! Siempre me llevo algun azote extra por no obedecer pero es muy complicadoooo! 
En sus palabras ante mis quejas... "En primer lugar no debiste comportarte del modo que lo haces, y entonces no estarias aqui"

Aun sin marcas
Castigada, pero con crema... Al fin!!

Al final de cuentas el cane es como mi favorito en la fantasia, porque me deja recuerdo varias horas de lo que consigo provocando a mi Spanker!! 
En la realidad es un poco diferente ya que poner la cola ante la vara no es simple... pero bueno... no todo es tan simple en la vida! :)


Motivo del dia

Hoy es un hermoso y nublado feriado. Estamos de relax hace varios días y todo esta en aparente armonía. 

Pero tenemos un tema pendiente hace tiempo que por una u otra razón no hemos resuelto. Todo parece indicar que hasta aquí llegamos manteniendo esto en el tintero.
La situación es la siguiente: Al menos una vez a la semana viene una amiga a cenar a casa y entre cena y ponernos al día con nuestras cosas cotidianas es usual que tomar un poco de vino o alguna otra bebida. Luego la llevo hasta su casa, y eso es todo. 
Hasta aquí todo es una situación normal si no mencionamos que mi Spanker considera que conduzco prácticamente en estado de ebriedad, cuando en realidad solo he tomado un par de copas de algo con la cena.
Planteado el tema en alguna oportunidad que he tenido algún tipo de festejo al que voy en auto, he recibido alguna paliza por eso pero las cosas siguen igual. 
En mi opinión el tema ya esta hablado, para mi no tiene nada de malo lo que hago y ya recibí mi castigo en aquella oportunidad.
Actualmente incluso ya ni menciono que una vez a la semana e incluso algún sábado la situación se vuelve a repetir. 

En una charla casual con mi Spanker menciono que las cosas son como son, y como a sus ojos no he aprendido nada con la paliza anterior tendremos que reafirmar los conceptos. 
Asique luego de un intercambio de opiniones donde por supuesto su parecer termina imponiéndose  ya tengo en mi haber unos cuantos chirlos por contradecirlo. Y eso es solo el comienzo.
Intento explicar por enésima vez que algunas copas en la cena no son nada del otro mundo y que soy lo suficientemente cuerda como para darme cuenta si puedo conducir o no.
Su respuesta es que me escuchara pero cuando este en la posición donde mejor nos entendemos. Eso no tiene nada de ventajoso pero no puedo hacer nada mas.

Esta vez las cosas se dan un poco diferentes y parece dispuesto a tomar su tiempo para dejar bien claro como tienen que ser las cosas. 
Me toma del brazo, me lleva al comedor y para mi sorpresa estoy de pie en el rincon. 
- "Vas a quedarte aqui pensando en por que estas metida en esta situacion otra vez. Ire por algunas cosas y cuando regrese conversaremos." 
Conversaremos!! Cuando ni siquiera escucha mis explicaciones...
Asique ahi me quedo parada sin saber bien que es lo que tengo que pensar. Cuales son sus planes es lo unico que ocupa mi mente.
Lo escucho buscar, regresar y poner las cosas sobre la mesa. Tres largas varas de rattan, el strap de cuero y la peor pesadilla de una spankee en problemas: la paleta de madera. 

Se para detrás mio y mientras acaricia mi cola me dice "parece que alguien va a sufrir las consecuencia de su comportamiento"
Se me estremece el estomago de pura anticipación y no digo nada.

- "Muy bien mi niña indisciplinada, cuando yo te diga iras a la mesa, te tumbaras alli, bajaras tu pijama y tu bombacha y esperaras así hasta que decida ocuparme de tu cola"


Demasiadas cosas! En ese momento empieza mi resistencia :P No voy a bajarme la ropa yo misma, mi orgullo no me lo permite!! Y no me gusta estar en la mesa!! Me desespera sentir esa distancia que pone conmigo cuando me castiga. Me doy vuelta para comenzar mi defensa y en un instante estoy nuevamente contra la pared. 
"Quien dijo que puedes moverte?!" Y manteniedome por la espalda siento su mano fuertemente en mi cola. 
Ok vamos poniendo en claro algunas cosas.

Me quedo alli hasta que me ordena asumir la posicion. Ya tengo un leve calor en la cola asique trato de hacer lo que me dice y tragando mi orgullo allí estoy, bajo su mirada, sintiendo que bajo todas las defensas y no tengo mas opciones que hacer lo que me pide.
Su mano me recorre la cola, las piernas y la espalda, y entre caricias voy recibiendo los primeros azotes de su mano. Con firmeza, nada sutil para ser el comienzo. 
Si esto pudiera ser poco, comienzan las preguntas:
- "Quiero que me digas exactamente por que te voy a castigar" Ay nooooo!! Es el colmo de la humillación todo esto! Ni siquiera estoy de acuerdo en que sea un motivo verdadero!
No respondo nada. 
- "No te escucho...."
- No se por que me vas a castigar!!!
- No sabes?! Ok veremos si podemos aclarar las cosas...." Y poniendo una mano en la parte baja de mi espalda para mantenerme en posicion me da unos intensos azotes con la otra mano que me hacen hablar como si todo se aclarara jajaja
- Me castigas porque conduzco despues de tomar. (tomar poco)
- Muy bien. Y que te dije que pasaria si volvias a hacerlo?
- Pasaria "esto"....
Me da un fuerte chirlo -" Que es "esto"? Con todas las palabras por favor"
La verguenza que siento de tener que poner la situacion en palabras es enorme. 
- "Que me bajarias el pantalon, la bombacha y me darias una paliza sobre la cola desnuda como una niña pequeña"
- Asi esta mejor... Parece que vas aprendiendo..."
- Si ya aprendi!! No lo volvere a hacer! e ingenuamente intento levantarme.
Vuelvo a sentir su mano en mi cola con otro chirlo memorable! - "Yo soy quien dice que puedes levantarte"
La cola me arde terriblemente. 
- "Levantante. Vuelve al rincón."
Comienzo a rogar que no, pero solo su mirada me convence de obedecer. 
- "Manos, codos y la cara en la pared. Arquea la espalda. Quiero ver desde alli tu cola roja. No intentes moverte si sabes lo que te conviene."
Y ahi me quedo, totalmente expuesta a su mirada, sin poder moverme, frotarme la cola que me arde o cubrirme siquiera. La sensacion de vulnerabilidad es total.

Siento que se acerca, y elogiando su trabajo me toma del brazo y me lleva hasta la silla. Me levanto la ropa como puedo.  
-"Quien te dijo que puedes hacer eso?" Y sumo otro chirlo a mi cola.
Se sienta, me pone en sus rodillas, me baja la ropa y siento que me acaricia las nalgas con el strap. No puedo mas que comenzar a rogar que no sea tan fuerte. 
Pero eso nunca funciona. Alternando el strap con la mano, siento que la cola no aguanta mas. No puedo mantener la posición y solo logro terminar con todo el cuerpo colgando de su rodilla, su pierna entre las mias, y recibiendo azotes en la parte mas sensible de la cola.

- "Esto es solo para que entiendas que no debes desobedecer. Esta vez ha sido demasiado."
Cuando terminamos con esto, ya no puedo mas. Mi respiracion esta como si hubiera corrido una maraton.

Me levanta. Se para frente a mi. Me da mucha verguenza mirarle despues de una paliza asi. Siento una mezcla de orgullo quebrado, de situacion injusta, de perdida de control y humillacion. 
Me hace mirarle a los ojos. Pero no puedo hacerlo. 

Y vuelve a preguntar:
-" Ya esta claro por que te estoy castigando?"
-"Si"
- "Dime por que"
- "Porque bebo con la cena cuando se que tengo que conducir"
- "Ok, eso es. Lo que sigue sera para que no olvides y tengamos que volver a pasar por esto"
- "No lo voy a olvidar!!" 
-" Eso escuche la ultima vez y mira donde estamos..."

-"Traeme la paleta."

-"Yo traerte la paleta???  de ninguna manera va a suceder eso...!!! Si vas a usar la paleta buscala vos"
Me mira seriamente por mi respuesta. Pero no voy a entregar lo ultimo de orgullo que me queda. 

- " Bueno... veo algo de rebeldia por aqui, y lo vamos a solucionar." Trae la silla con el almohadon y me hace arrodillar alli, tumbada en la mesa una vez mas. 
- "El cane hace magia con la rebeldia sabias...?" 
- "Seran     azotes por la insolencia de responderme asi, y     azotes con esta otra para borrar esa actitud rebelde que tienes."
-"Nooo noo!!! te traigo la paleta!! Te la traigo ahora!! Orgullo esfumado.
- "Un poco tarde no? Vas a contar los varazos, y donde no te oiga contar, volvere a empezar. Esta claro?"

Y ahi estoy tumbada en la mesa. Furiosa conmigo.. con la situación .. con todo lo que pasa. Se que el lo sabe y esta dispuesto a quebrar ese enojo.
Comienzan los azotes.
"Cuenta! No te escucho..."
Y comienzo a contar. No hay palabras para describir el dolor del cane. Primero con uno, luego con el otro. Y mi orgullo va desapareciendo. 

Termina y me permite frotarme. Siento las marcas de cada azote sobresaliendo mi cola. Como llegue a esta situación por algo tan inofensivo como una copa de vino!! No lo puedo creer.

Volvemos al punto anterior y mágicamente voy por la paleta y se la entrego. 
Vuelvo a sus rodillas. No puedo recibir mas y aun me queda lo peor. 

Siento su mano acariciarme. Y empezar. No puedo evitar gritar de dolor y pedir por favor. No se cuantos seran. Pero a pesar de ser espaciados son intensos. 
Termina al fin, y estoy exhausta. Mi cola se siente en llamas. Necesito crema y un abrazo ya mismo. Sentir que todo esta en orden y que he pagado por no haber obedecido.

Me levanta, me lleva al rincon. 
-"Esta todo claro ahora?"
-"Si" 
Ya me siento totalmente sumisa. Creo que por mucho tiempo voy a ser absolutamente obediente.
Me abraza por detras. 
-"Espero que esta vez no lo olvides."

Me toma del brazo, me lleva a la cama y me pone en sus rodillas para poner crema en mi cola dolorida. 
Cuando termina me quedo alli tendida, rendida, y todos nuestros pendientes mas que solucionados. 

Parece que ahora si estamos en paz. :)


domingo, 24 de junio de 2012

Dormir con la Cola Roja

Uno de los placeres mas grandes que tiene el Spanking es irse a la cama con la cola roja. Haber terminado el dia, y recibir una buena paliza justo en el momento que necesito bajar las revoluciones y tranquilizar la mente para poder descansar, no tiene comparación con nada.

Tengo memoria de algunas ocasiones donde lo he vivido y es un momento increíble. Estar duchada, en pijamas, pero aun con el stress del dia laboral, sentirse cansada y malhumorada, haciendo cuentas en la mente de las actividades del día siguiente y que mi Spanker me tome del brazo, me de vuelta en la cama, me baje el pijama y la bombacha y me de unos buenos azotes, para luego llevarme a sus rodillas sin explicaciones y me de una merecida paliza, es una situación que deseo recurrentemente.

Sentir que me ha tomado desprevenida, que no tengo tanto animo para luchar como cuando un castigo es anunciado, y ese sentimiento propio de saber que es simplemente lo que necesito.

La situación es muy diferente a los castigos usuales. No hay retos, sino recordatorios de que hay asuntos que deben tomarse con calma, que las tensiones laborales son normales.
No hay penitencia, no hay implementos. Solo nosotros a punto de irnos a la cama, y yo en sus rodillas liberandome de todas mis responsabilidades.
No tener el control, no decidir, la demostración de cariño y preocupación materializada en una paliza intensa pero con otros matices.
Y sentir que aflojo mi cuerpo y solo pienso en lo que esta pasando, lo siento y lo disfruto.
Se que lo necesito. Y quedare totalmente rendida cuando termines.

Me pasas crema en la cola que me arde, y con eso termino de deshacerme de cualquier preocupación. Para luego ir a mi lado de la cama, acomodarme en la almohada y casi entre dormida decirte... "que duermas lindo..." Esperar que me abraces para dormir y tener la certeza que  mañana sera un día de lo mejor. :)

jueves, 14 de junio de 2012

Como en aquel tiempo esta noche. En el tiempo que vigilabas mis andanzas nocturnas, y tus preguntas por la mañana me hacian evadir la verdad sincera. Pero era inevitable la confesión cuando te tenia enfrente. Con solo mirarme a los ojos, no podía mas que reír, dandote la razón de ese modo.
Hoy me estoy trasnochando, como pocas veces en los ultimos años. Porque ahora soy una mujer con horarios ordenados.
Y ahora que todo esta en silencio y veo como pasan las horas, recuerdo placidamente aquellos momentos.

Como si mañana al saludarnos me fueras a preguntar a que hora dormí, y me fueras a insistir con que confiese la verdad porque lo averiguaras de todos modos.
Y en nuestro encuentro pagaria las consecuencias. Y no solo tendria que confesar mis faltas delante tuyo, ademas tendria que asumir el castigo, disculparme, convencerte y prometer no volver a hacerlo. Y convencerte de eso también.
La penitencia en el rincon por supuesto que seria infaltable. Y me tendrias alli por largos minutos, bajo tu mirada atenta.
Los retos por demás esta decir que no tardarian en llegar, y las preguntas cuando ya estuviera en tus rodillas, pidiendome explicaciones, dejando que exponga mis excusas nunca validas para ti.

Y largos azotes. muchas suplicas, y esa sensación de ser la niña que hace tiempo no soy. De que estas cuidando de mi.

Cosas increíbles que hemos podido vivir, y ahora de cuando en vez, recrear :)

Mi niña interior esta completamente feliz



miércoles, 6 de junio de 2012

De implementos y posiciones....

Implementos de Spank! No hay demasiados secretos, digamos.

Para los que nos inclinamos por la Disciplina Domestica como nosotros, La Mano es la protagonista de nuestros encuentros. 
Con la mano hay muchas variantes, y salvo algunas excepciones es asi como comienza todo para nosotros. A veces un par de chirlos mientras caminamos a donde mi Spanker elije que va a castigarme, a veces algun chirlo por alguna respuesta fuera de lugar, o los chirlos si no me comporto en el rincon, son siempre con la mano. 
La mano duele como cualquiera de las otras cosas, (pero tambien acaricia). 
La intensidad puede ir cambiando a gusto del Spanker y si bien no le temo para nada, he pedido "por favor basta" en muchas ocasiones sin que necesite utilizar otra cosa :p  Aunque debo reconocer que luego de unos cuantos azotes con la paleta, sentir que cambia para seguir con la mano puede considerarse un alivio. 

Por orden de aparicion en mi vida Spankee, tengo que hablar de La Paleta de Madera.
Este implemento duele como pocos segun mi experiencia. Puede derribar mis rebeldes principios, en solo un par de minutos.
No hay peor situacion que estar en posicion, recibiendo con la paleta y que te hagan una pregunta. Que la respuesta sea inadecuada, que te repregunten luego de unos paletazos bien dados y es magico!! Las respuestas correctas aparecen sin mas :D
Es el implemento que me hace llegar al limite de lo que puedo resistir. Me inquieta la paleta. No se si decir que le temo, pero no la elijo. Bueno en realidad nunca puedo elegir nada, pero si pudiera, no lo haría. Y mucho menos si me toca estar inclinada sobre la silla, la mesa o la cama o cualquier posición que mi spanker no me este sosteniendo.

Ahora que lo pienso nunca me ha tocado que me pida expresamente bajo amenaza mantener una determinada posicion. Es algo que afortunadamente no se le ha ocurrido, sobre todo considerando situaciones donde he querido levantarme y salir corriendo para escapar con las mas sinceras intenciones. 
Definitivamente lo unico que desafia de mi, es el limite de mi resistencia, y quiza mi comportamiento en el rincón. Cuando estoy ahi no deja pasar nada que este fuera de lo que tiene en mente. Y por supuesto una vez que estoy en sus rodillas me es imposible levantarme sin su consentimiento.
Pero mas allá de eso, no es usual que me haga contar los azotes, no me hace bajar la ropa, ni mantener posiciones determinadas. Y casi nunca me pregunta nada.
Diría que solo debo asumir la posición y si no intento escapar pocas cosas me meten en problemas por estos días. Esta en una etapa light para las exigencias supongo./

La del medio fue la primera. La compramos en una feria. Es muy liviana. Podria llorar cuando la utiliza firmemente. Las demas al ser mas pequeñas tienen llegada a esas partes blanditas de la cola donde se junta con las piernas, lo cual hace bastante dificil no quejarse.


La ultima adquisicion ha sido el Strap.


No sabia que pensar del strap hasta que lo probamos, ya que no usamos el cinto porque no nos gusta. Intimida el sonido de los azotes. Duele bastante, y he de confesar que mi Spanker le ha tomado el gusto, y puedo decir que siento la firmeza del strap cada vez que lo utiliza.
El golpe es pleno, arde y duele y luego de unos cuantos la cola te arde completamente de un modo indescriptible. El sonido potencia las sensaciones y psicologicamente hace que sienta el castigo muy muy real.
Al ser corto relativamente, lo usamos en posicion OTK, o tumbada sobre la cama o algun otro lugar, sin problemas. Sin problemas para mi Spanker. Con muchos problemas para mi.
El dia que lo estrenamos, supongo que para comprobar su eficacia, me pidio contar los azotes.
Resisti aproximadamente 3 azotes y afortunadamente me dio la oportunidad de pensarlo dos veces y comence a contar sin ningun tipo de problemas.
Es un problema importante para mi ceder el poder. Me gusta sentirme castigada pero en el momento del castigo me cuesta mucho ser sumisa, obedecer y hacer lo que se me pide. Pero el Strap lo resuelve perfecto.
Despues de la ducha como en la foto, es muchisimo peor ya que la piel esta bastante mas sensible. Las maravillas del Spank para transformarme en una mujer educadita y absolutamente serena.


Y el ultimo lugar se lo voy a dedicar especialmente al Cane.

Una cosa interesante del cane es que a simple vista solo es una vara. No puede ser muy complicado. Y mis primeros encuentros con este implemento se daban en una situación particular donde debiamos ser cautelosos con las marcas, por lo cual mi concepto era... el cane no duele.

Las cosas han cambiado y ahora soy disciplinada libremente y tengo que asumir las consecuencias.
El cane duele lo suficiente para sacarte todo tipo de promesas. Hemos probado con varas de pino que venden en las librerias, y aunque dolorosas no se comparan ni un poco con nuestras nuevas varas de bamboo o rattan, aun no estamos seguro que son.
Algo tan particular como el material de lo que estan hecho, hace una diferencia enorme al poner la cola. Mi Spanker no confiesa abiertamente su predileccion, pero puedo sentir que elije azotarme con el cane con mayor gusto que los demas implementos.
La ventaja que tiene en mi caso particular, es que por el momento, siempre tengo la certeza que solo pongo mi cola para 6 azotes con el cane. Esto hace que uno tolere la situación de un modo diferente, basado en el hecho de saber cuando el castigo termina. Soportas los primeros y en un abrir y cerrar de ojos pasaron los 6. La previsibilidad lo es todo :p
Pero al igual que el Strap el azote de la vara produce un dolor intenso que no deja de aumentar y en un momento se desvanece. Hasta que llega el siguiente.
Al ser espaciados, el cane me hace gritar de pura anticipacion.

Y las lineas en mi cola son motivo de orgullo para mi Spanker que no deja de admirarlas hasta que se van.










domingo, 27 de mayo de 2012

Una variante de las rodillas


Estar en las rodillas, es una posición tradicional en si misma, y ademas de ser la mas cómoda para mi, es la que mas me gusta ya que siento que mi Spanker me sostiene, no solo sobre sus piernas sino también rodeándome con su brazo, aunque mas no sea para sujetar mi mano cuando intento cubrirme.
Dependiendo de cual sea el implemento que utilice para castigarme, la situación aun sobre las rodillas puede volverse complicada. 
Tener mis piernas entre las suyas sobre todo si me las sujeta para que no pierda la posición, es un anuncio de que mi cola estará complicada.

Pues bien, hace un tiempo tenemos una variante de estar en las rodillas que mi Spanker ha adoptado muy a menudo, por no decir casi siempre, que es apoyando su pie en la mesita, en una silla o cualquier superficie que tengamos a mano, y literalmente colgarme de su pierna.


Personalmente no es la posición que mas me gusta, pero como me repite cada vez "esto no se trata de lo que a vos te gusta"
En esta postura me siento bastante mas indefensa, ya que tengo que mantener el equilibrio, y para esto tengo que usar ambas manos. Esto me impide poder cubrirme, e incluso moverme. Y el sin mayor esfuerzo puede mantenerme quieta.                      

Ademas de todo esto, no hay ningún inconveniente en incorporar la paleta, el cepillo o el strap. Tener las piernas colgando hace que la cola este tensa y los azotes duelen muchisimo mas.  Por lo general mis castigos comienzan con el clasico OTK pero en algun momento pasamos a esta posicion y por mas que resisto un poco y pido cualquier otra, no hay nada que pueda hacer para evitarlo.



                                                                                 
Les dejo unas fotos que ilustran esta experiencia y un videito.


video